¿Dejas reposar tu novela? | David Orell

dejar-reposar-novela

¿Recuerdas todas esas veces que has dicho que la comida sabía mejor al día siguiente? ¿No crees que el efecto es el mismo cuando dejas reposar un texto durante un par de semanas o el tiempo que sea necesario?

Después de un trabajo intenso, en el que has sacrificado horas de sueño por cumplir tu meta, llega el momento de descansar. Sin embargo, queda mucho por hacer. La producción ya está hecha, ahora es cuestión de pulir, ya sabes de lo que hablo. Sí, hay un PERO, no estás relajado para enfrentarte a las revisiones y miles de cambios. Conviene dejar reposar el texto, que se enfríe, o como quieras llamarlo.

Sigue leyendo “¿Dejas reposar tu novela? | David Orell”

Anuncios

Escribir en pelotas | David Orell

escribir-en-pelotas
Este gatito molón estaba dando vueltas en Google.

Dicen que lo natural es más sano. Sano puede ser cualquier cosa, desde comer frutas, hasta pasear en un bosque. Y por ahí voy. Si lo natural es más sano, escribir en pelotas, también lo es. Pero antes de desabrocharte el sujetador o quitarte los calzoncillos, termina de leer esto, porque con lo de escribir en pelotas me refiero a escribir sin pensar en si gustará a los lectores o si será una nueva bola de papel. En el siguiente párrafo comienza mi explicación. Ahora, si te apetece escribir con los gluteus maximus pegados a la silla, date el gusto. ¡Enjoy! Porque leer en pelotas también es un gustazo.

Aclarado esto, vamos al despiporre.

Sigue leyendo “Escribir en pelotas | David Orell”

¿Cómo sobrevive un escritor en verano? | David Orell

cómo-sobrevive-un-escritor-en-verano

Todo lo que sea posible escribir acabado en uky como ir de cenuky, de playuky y de fiestuky con los amigos, se convierte de forma automática en un motivo para publicar en Instagram, Facebook y Snapchat (que yo no uso) para goce y disfrute del que se queda en casa durante las vacaciones. ¿Goce y disfrute? Sí, ¿por qué no? Hay quienes se lo toman mal, pero también los hay quienes se alegran, como hago yo. No me quejo, también tengo mis escapadas, y en mi cuenta de Instagram lo podéis comprobar. Sin embargo, ahora que estamos en el mes de agosto —quedan menos de cincuenta días para que llegue otoño, subrayo eso— los escritores, o los que nos dedicamos a esto, queremos aprovechar esta temporada para teclear a gusto, o intentarlo por lo menos.

Sigue leyendo “¿Cómo sobrevive un escritor en verano? | David Orell”