Reseña Detrás de la pistola, Cristina Grela

1

Detrás de la pistola, Cristina Grela

Las mejores armas son las constructivas, aunque más de una vez hayamos deseado matar a alguien metiéndole un petardo en el culo. Pero, en este caso, mejor dicho, en esta reseña, la pistola en cuestión es la que nos trae Cristina Grela, o @Crismandarica, como la conocemos normalmente.
Acaba de publicar su primera novela, que no su primera publicación, ya que ha estado dando muestras de su talento en las redes sociales mediante microcuentos y participando  en diversos blogs, además de la almirante del blog que lleva el mismo título que su novela.

Todavía recuerdo aquella vez que me llamó para darme una buena noticia:
—¡Estoy escribiendo! —Era por Whastapp, lo que no exime que no me gritase.
—Ya lo sé, queridiña, te estoy leyendo semanalmente.
—Que no, que no, jodío porculero. ¡Estoy escribiendo una novela!

Y meses más tarde nos presentaba un booktrailer a la vez que entraba en una campaña de Crowdfounding en Libros.com.

¿Sabéis qué? No voy a reseñar Detrás de la pistola. No puedo, y no quiero. Prefiero deciros que ya está a nuestra disposición y, para los que no fueron mecenas en su momento, pueden comprarla directamente en los enlaces que dejo aquí. Si además os gustan las historias con giros inesperados y un montón de sorpresas, Cris os ofrece una buena opción. Otra cosa es que creáis oportuno desollarme por anunciar una reseña y no hacerlo😛

¡Besos y abrazos!

Apenas un mes

Llevo apenas un m13754684_1731087407165693_7157549334319990379_nes instalado en Madrid, y puedo afirmar sin temor a equivocarme que nunca antes había visitado tantas ciudades en tan poco tiempo. Hemos estado en Toledo, en Ciudad Real visitando a unos amigos y recorriendo los túneles de la gran mina de mercurio de Almadén;  hemos visitado el acueducto de Segovia, y su catedral. Recorrimos no sé cuántos kilómetros repletos de girasoles hasta llegar a Cuenca y de ahí, hasta la Serranía de Cuenca para ver el nacimiento del Río Cuervo. Al regresar nos perdimos por el Alto Tajo desde donde se podía ver prácticamente el infinito. Ávila y sus impresionantes murallas no tardaron en recibirnos. El Real monasterio de El Escorial era una visita obligada. Y por último, Valladolid, por motivos laborales, que conste que no fue por capricho. Sin embargo, ¡me encantó! Deseando volver a la mínima que pueda. Todo esto en apenas un mes, que quede claro.

Días antes de marcharme con dos grandes y pesadas maletas al aeropuerto, me los pasé empaquetando y vendiendo cosas a la vez que llevaba mis objetos personales a un trastero de Palma. Fueron días muy moviditos, por no decir odiosos. Y es justo cuando descubro que mis vecinos son los mejores que he tenido en mi vida y que, por esta misma razón, les he tomado un aprecio que jamás habría imaginado llegar a sentir. Pero no es solo a ellos a quienes echo de menos, sino a todos mis familiares y amigos, casi hermanos, casi primos… No hay tristeza, ni llanto. Es tan solo un abrazo que se va ganando en peso y achuchabilidad según van pasando los días, y que muy pronto voy a poderlo dar, aunque mejor si el abrazo es mutuo.

¿Qué decir? La vida cambia, y de pronto gira y gira como una noria, donde, en cuyo paseo no esperaba dar. O sí, ya lo dije mil veces: «Sé que mi vida no acaba en Mallorca, pero tampoco sé dónde voy a terminar». Y nunca se sabe, al igual que ignoraba que en apenas 30 días visitaría tantos lugares.

¡Besos y abrazos!

Sigo vivo

street-sign-663366_1280¡Hola a todos!

Hacía mucho tiempo que no aparecía por estos lares, y la verdad era porque tenía sentimientos encontrados al respecto. Por un lado sentía que este blog ya no me interesaba, o peor aún, que no tenía nada que decir, y por otro lado, sentía que no debía abandonarlo. Además, estos últimos meses no ayudaron en nada a la hora de escribir, y tenía motivos suficientes que daban para varias entradas. Sin embargo, es un hecho que no he asomado el pico en absoluto.

Bien, sigo vivo, y me he mudado a Madrid. Aquí está mi nuevo hogar, aunque todavía no me lo creo. Es cierto que en febrero me mudé a Buñola -algunos de vosotros ya lo sabéis-, y casi cinco meses después me encontrada empaquetando mis cosas para venir a la capital. Una locura. Si tuviera que hacer un resumen de mi vida acabaría pidiendo el comodín del público. Mientras tanto, miraba la vida pasar y dejaba constancia de ello en Facebook, Instagram, etc. En serio, y por favor os lo pido, ¡no me toméis de ejemplo! Hay quienes caminan más recto que yo.

Hace apenas dos semanas sorprendía a más de uno con la apertura de otro blog donde pretendía narrar mis nuevas aventuras en Madrid. Algunos me dijeron que se me había ido la pinza, y no les faltaba razón, pero, de lo contrario no hubiera sido propio de mi, ¿verdad? Así que sí, creé un blog y lo eliminaré en cero coma. ¡A tomar por culo! Lo que tenga que contar, lo dejaré aquí porque sinceramente, es un coñazo. Si ya me costaba mantener este, ¿cómo se supone que iba a conducir el nuevo? Nunca advertí que mi camino tuviera curvas, así que si alguno se marea que saque la cabeza y vomite fuera.

Besos y abrazos

 

 

 

RETO 5 LÍNEAS DE ADELLA BRAC (XII) – DICIEMBRE

logo5LredChicos, chicas, y demás seres de la galáxia, ya tenemos nuevamente el reto 5 líneas de Adella Brac, y cómo no, esta vez viene con sorpresas.
Creo que no hace falta que os explique de qué va, pero por si acaso lo digo en un pispás: Adella Brac propone cada mes tres palabras con las que tenemos que crear un relato de 5 líneas. Hay quienes miden sus textos por la cantidad de palabras, otros por carácteres y espacios, y luego estoy yo que hago lo que me sale del carajo😄

Ahí va. Las palabras son Encargada, nombre y opinión, pero tenemos que comenzar el texto con una frase perteneciente a un villancico. (Más información de este reto aquí).

Y este es mi texto😛

—Dime niño, ¿de quién eres todo vestidito de blanco? —Preguntó la encargada.
—Soy Manolo, llevo tres años trabajando aquí contigo y todavía no te sabes mi nombre… ¡hay que joderse!
—Estamos en Navidad, ¿no crees que deberías ser más amable con la gente?
—Vamos a ver. Soy un hombre de 49 años, aprendí el oficio de carnicero por mi padre, y mi señora está esperando a ser atendida. ¿Es necesario que salga con mi barriga cervecera y estas alas a la tienda?

¡Besos y abrazos!

El escritor 2.0, por Lluvia Beltrán

IMG-20151113-WA0021El pasado viernes 13 de noviembre, Lluvia Beltrán —quienes muchos ya conoceréis por sus novelas “Fotografiar la lluvia” y “Neurogénesis”— ofreció una charla sobre el escritor 2.0 en la librería Agapea Palma. A la cita no faltaron blogueros y grandes amistades como Estefanía ThoryKira, Serendipy (Mallorcablogs), Margalida Ramón, Ana Seijo y Juana Comendador, entre otros.

Hechas las presentaciones, Lluvia, haciendo uso del proyector de diapositivas, dio paso a la charla para explicarnos los diferentes tipos de herramientas que un escritor de hoy tiene a su disposición. Aquí debo hacer un inciso para comentar que muchas de esas apps yo las desconocía😛

Y de las diversas herramientas de escritura, llegó el famoso dilema que a todos nos surge: ¿Editorial tradicional o autopublicación? En realidad, esta pregunta conduce a una serie de preguntas distintas que acaban girando sobre lo mismo, y es que las dudas o la incertidumbre vuelan como pajarillos de ciudad al no haber una fórmula del éxito. El escritor 2.0 debe arriesgarse y probar suerte, como ha sido siempre, ya que en cualquier momento puede aparecer la famosa puerta que se abre, pero, ¿Cuáles son las ventajas y desventajas entre una opción y otra? Lluvia nos ofreció su particular visión acerca del tema y, como buena comunicadora, cedió el turno a los asistentes para exponer nuestras valoraciones.
Llegando hacia el final, Beltrán habló sobre la figura del autor en las redes sociales, tocando puntos como las herramientas de gestión, y los errores que no se deberían cometer. Con acierto, Lluvia comentó las debilidades y, además, recomendó una serie de pautas a seguir para no perder la marca personal así como también definir el perfil que se debe tener de cara al público y en las propias ventas.

El escritor actual ya no solo debe dedicarse a la escritura —que sería lo ideal, o es lo que los autores famosos pueden permitirse— sino que tiene que aprender a desenvolverse en los aspectos legales, contractuales, en el caso de optar por la editorial tradicional; pero en la autoedición, el camino requiere de más conocimientos y mucha paciencia, porque para publicar un libro no hay que olvidarse de la importancia de las portadas, la corrección y una adecuada maquetación a fin de presentar un buen producto a las plataformas digitales. Por lo tanto, el escritor 2.0 debe empaparse de toda la información posible si lo que quiere es llegar al lector final.

Os dejo con una galería de fotos para que la disfrutéis🙂

¡Besos y abrazos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Kassiorreseñas: Diario de una secuestrada, de Ana Cepeda Étkina

Diario de una secuestrada

Diario de una secuestrada

Vamos a ponernos en situación, pero para ello cierra los ojos unos segundos y olvídate de todo. Cuando los abras de nuevo, te verás atado al cabecero de una cama, sin apenas libertad de movimiento. Observas a tu alrededor y ves que estás dentro de una cabaña, y la primera pregunta que sin duda te viene a la cabeza es: ¿Dónde estoy? Además de preguntarte qué ha ocurrido, poco a poco empiezas a darte cuenta de que estás en una situación de peligro. Eva del Álamo es nuestra protagonista, una mujer que vivía tranquilamente hasta que la atacan en el parking. Pronto conocerá a sus secuestradores, que ocultos tras los pasamontañas, tratan de mantenerla a salvo sin pedirle dinero ni nada. Eva se ve metida de lleno en un asunto perturbador en el que el nombre de su marido es lo primero que suena, pero esto acaba por desconcertarla aún más porque su esposo no responde a las llamadas y todo indica que se ha ido del país. Con lo cual, las esperanzas de ser rescatada acaban amontonadas en la basura, sin embargo, si quiere sobrevivir, no le quedará otra que recurrir a su astucia y lograr escapar, pero no le será nada fácil. Esa cabaña es tan solo el principio…

Estamos ante una buena novela de intriga. No obstante, el pulso de la autora ofrece mucho más: en ella encontraremos breves dosis de erotismo, acción y una enrevesada historia donde gradualmente iremos descubriendo los entresijos y resolveremos a modo de rompecabezas las piezas de una turbulenta trama.

Ana Cepeda nos presenta “Diario de una secuestrada” después de su exitoso “Harina de otro costal“, ambos publicados en Queimada ediciones y en el que he tenido el gusto de colaborar en las correcciones y en el diseño de la portada. Chula, ¿eh? Tenía que presumir.

Si queréis haceros con un ejemplar de “Diario de una secuestrada” la podéis obtener en Amazon o en la web de Queimada ediciones. Las opciones ilegales como sobornar a la autora con un Don Pérignon para que os regale su libro, es cosa vuestra.

¡Besos y abrazos!

Reto 5 líneas de Adella Brac (XI) – Noviembre

Ganazas no, lo siguiente para saber qué nuevas palabras nos iba a proponer Adella Brac para este mes, y en cuanto leí  “sangre” entre ellas casi me corr, me da algo. Iba a decir una guarrada de las mías… En fin.

Esta vez, Adella nos sugiere crear un texto con las palabras Sangre, radares e internaba. ¿Vamos allá?

Aquí os dejo el texto.

Soborné a los picoletos de turno para que esa noche me dejaran en paz con los malditos radares. Yo no seré un santo, pero ellos no dudaron ante los quinientos euros por su absoluto silencio. El caso es que, aquella noche, mientras me internaba en el bosque con el cadáver del alcalde en el maletero impregnado de sangre, una potente erección me animaba a follármelo sobre el asfalto y hacerme fotos para subirlas a Instagram.

¡Besos y abrazos!