Antitaurino

No veo la necesidad de explicar a nadie cuanto sufre un pobre animal durante los encierros y menos durante el tiempo en que están agonizando sobre la arena porque para eso ya existen cientos de páginas que lo explican detalladamente, pero que tampoco es preciso buscar mucho. Si prestamos un poco de atención a los estoques que atraviesan la medula espinal, pulmones y otros órganos vitales, sería más que suficiente para hacerse una idea de su agónica muerte. 

¿A este espectáculo sangriento llamamos arte y cultura? ¿A estos descerebrados cometiendo crímenes en toda regla, dejamos que se encarguen de representar a España como un país donde se permite la violencia animal en muchos casos, como el motivo principal de la fiesta? Es nefasto…
Si bien la respuesta sería un SI rotundo, la responsabilidad la tienen nuestros queridos alcaldes, y gobernantes sin escrúpulos que siguen permitiendo semejantes aberraciones a costa de cobrar enormes cantidades de dinero por parte de las empresas publicitarias que patrocinan dichas “celebraciones” y por ende, el pueblo (y hablo en términos generales) acude a las plazas de toros sedientos de sangre como todos los muertos vivientes de “The Walking Dead”, lo cual me repugna aún más. 
Afortunadamente, no son todos los ciudadanos que apoyan la tortura animal para el reclamo de las algunas fiestas populares, puesto que existen numerosos grupos (algunos más conocidos que otros) y gran cantidad de famosos nacionales e internacionales que gracias a sus opiniones en contra del maltrato animal, lentamente se va consiguiendo concienciar a más gente. 
Yo mismo estuve en un grupo de defensa animal recogiendo firmas activamente en la calle para lograr el máximo apoyo en la lucha por el cese de este tipo de eventos, a la par que informábamos sobre los daños producidos a los toros en la arena, y era sorprendente la cantidad de gente que se alarmaba al conocer tales atrocidades. Y por sus caras de asombro, estaba seguro de que mi labor de concienciación era realmente efectiva.
Sé que mis críticas jamás llegarán a nada y aunque exponga abiertamente la profunda tristeza y sádica rabia que siento sobre unas cuantas líneas, tampoco conseguiré cambiar la poca mentalidad de todos aquellos cretinos que siguen creyendo que la tortura (en este caso, la provocada en los pobres toros) es una tradición que forma parte de la cultura española; porque jamás entenderé, o mejor dicho, jamás escucharé a nadie que me diga que matar salvajemente y presumiendo de sus actos, es nuestra cultura porque a la gente que piensa así me demuestra muy claramente que no tiene la menor idea de lo que está diciendo ¿estos me van a dar lecciones de cultura y tradición? A todos estos le pondría en medio de la plaza para someterles al mismo suplicio que tanto vitorean, seguro que acabarían llorando como hacen los toros pidiendo clemencia.

No me importa que mi manifiesto atente contra la opinión de muchos a favor de los festejos de San Fermín, pero es de sobras conocido que junto a San Isidro, la tortura animal es el principal ingrediente para éstas fiestas que dicen formar parte de la tradición y cultura de España.
Pese a los tiempos cambiantes (no quiero hablar mucho de política en mi blog) sigo creyendo que llegará un día en que los grupos antitaurinos y todas las personas que estamos en contra del maltrato animal, logremos abolir definitivamente toda clase de eventos donde se proclame el sufrimiento animal pero mientras existan pensamientos tan arcaicos como palurdos, tocará seguir luchando…
UCPM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s