Pensar o no pensar…

Lo malo de convertirse en vigilante nocturno (es una forma de definir mi nueva ocupación) es que me pongo a pensar demasiado y esto me da que pensar… 
Me explico. Mi madre siempre me dice: “Pensar poco es malo y pensar mucho es peor”, es fácil comprender esto, pero bien cierto que en la práctica (en ambas opciones) no es así. 
Esta es la diferencia de la norma al uso. 

Entonces sigo pensando en el modo de no pensar mucho, pero luego me acuerdo que tampoco debo de volver a caer en la misma trampa justo después de hacerlo. Con lo cual, ya queda servida toda una masturbación mental a la hora de las brujas. 

Así que os dejo esto para que no penséis mucho en lo que acabo de decir pero tampoco os durmáis en los laureles y pensad en el modo de pensar lo justo. ¡Ah! y no hagáis caso a las voces de la cabeza porque esto ya lo hago yo cuando no sé en qué pensar…

 ¡Feliz Semana amigos!

UCPM

Anuncios

2 comentarios en “Pensar o no pensar…

  1. Se agradece mucho la intención. Hay sólo tenemos que encontrar la manera de quedarnos en el punto intermedio, ese tan díficil de alcanzar en casi todas las facetas de la vida (no digamos ya en la del pensamiento xD).

    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s