Ojos que no ven…

…mierda que piso!
Y con el zapato bien hundidito en esa asquerosa materia orgánica que apostaría fuerte a que se trataba de una obra anal de alguno, que sintió retortijones en medio del campo y dejó su ofrenda oculta tras unos arbustos donde yo fui a buscar alguna seta perdida y vaya si la encontré!!
Sólo que en lugar de alegrarme como hace Super Mario Bros, he despotricado tantos insultos como para detener un tren de mercancías…
Y con ese mismo cabreo que todos nos pillamos cuando se pisa una de éstas, intenté restregar el zapato por todas partes (pobres plantas y hierbajos) con el fin de limpiar algo a sabiendas de que es algo así como inútil, si tengo en cuenta que el dichoso zapato tiene ranuras y huecos, como toda bota de montaña.
Seguidamente, agarro un palo y con el valor y el esfuerzo que supone sostener aquello, no pude evitar sentir unas horrorosas arcadas y acordarme de los difuntos del desconocido autor de aquél mastodóntico ejemplar. 
Un rato más tarde, logro recuperarme gracias a una suave y fresca brisa de montaña mientras que en mi mente se juntas las palabras de una gran frase popular, pero a tenor de mi asquerosa experiencia, poco a poco, las palabras forman una observación realmente curiosa, y es que nunca vemos el problema hasta que no metemos el pié bien metido, después tratamos de arreglarlo de cualquier modo no sin antes, echar la culpa a otro cuando en realidad, el error es de quien pisa con falta de precaución…
Es así de claro, ojos que no ven, mierda que se pisa!
UCPM
Anuncios

4 comentarios en “Ojos que no ven…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s