A punto…

A punto…

Me vuelco contigo, te toco, te mareo, de un lado a otro, de delante hacia atrás, te quito eso con lo que te cubres…frío. Pero yo sé cómo calentarte. Te sigo tocando, cada vez más rápido, hasta que te monto.
Es como espuma blanca lo que resulta al final, nunca he probado algo tan delicioso, o quizás sí. Solo me queda calentarte hasta que no quede nada de ti tal como te veo ahora. Te mezclo con el resto de mis aromas, llega la explosión final, te meto dentro, te enciendo pero no te dejo arder, me gusta disfrutar de ti a fuego lento.
En media hora todo ha terminado, ya no te veré igual que antes, me quemas, así que dejo que te enfríes para meterte nuevamente en la boca. Te huelo y luego te muerdo y la explosión de sabores es mil veces mejor que en la ocasión anterior.
Uno de los mejores pasteles es aquel que se hace con claras de huevo montadas a punto de nieve.

***

Relato y fotografía cedido expresamente por una gran amiga y genial bloguera. Gracias Mandarica por tu aportación, sin lugar a dudas, un trabajo original y fresco! Biquiños!

Felices Fiestas y nos vemos en la última entrada del año!!

Anuncios

6 comentarios en “A punto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s