Nada que decir ni nada que contar

El otro día me hicieron la pregunta del millón: ¿Qué te cuentas? 
Odio esa pregunta y odio no saber qué responder porque la última vez me quedé más pillado que Falete en un pozo.
¿Qué te cuentas? Sonaba como el eco dentro de mi cabeza (tal vez hueca) pero esa pregunta esperaba una respuesta que tras intentarlo varias veces perdí la partida y no devolví respuesta alguna. 
No tengo nada que contar, esa es la verdad.
Han pasado varias semanas desde la última vez que nos vimos y pese al tiempo no fui capaz de responder “me ha pasado esto” o “me ha pasado lo otro”.  No, simplemente dije que no había nada destacable en mi monótona vida.
A veces pienso que un percebe se divierte mucho más que yo y yo no digo que esté aburrido, para nada. Todo lo contrario y no pretendo contradecirme, de hecho hace nada os comentaba que valoro los pequeños detalles que la vida me ofrece y que esta misma me sigue pareciendo emocionante; pero ¿acaso voy a responderle que hoy han florecido dos geranios que creía perdidos para siempre? No, no se trata de eso, o tal vez sí… Ni puta idea porque eso tal vez hubiera bastado para decir algo que no fuese un “psss nada”. Soy un necio pero tampoco para tanto. 
Lo que me ocurre es que no suelo contar mi vida como lo hacía antes, ahora me dedico a observar y puede que analizar, no quiero decir que me interese todas las historias de la gente porque no soy de ESOS que prefieren perder su tiempo escuchando los cotilleos de los demás. No, solo atiendo a las personas que realmente me importan sin embargo, yo prefiero callar y no contar nada a menos que merezca contarse porque sea digno de recibir comentarios. 
Regresando a lo mismo yo no sé si eso es bueno o malo, ¿eso importa? No tengo una tabla para saber si tal suceso es bueno o es malo pues los acontecimientos personales son volátiles, estos me han demostrado que lo que hoy nos parece malo con el paso del tiempo todo se vuelve positivo o menos malo.
Así pues, ahora considero que mi monótona vida sigue esas cinco líneas como luce un pentagrama, cinco líneas que para mi son importantes y tal vez, sea eso que no entiendo o comprendo si es bueno o malo y por ende, digno de mención… eso sólo forma parte de mi privacidad. Eso que me sucede a mí siempre serán cosas mías y que al fin y al cabo, soy yo quien decide si compartir o no porque no será nunca por falta de confianza o por desconfianza, sino que en ese momento si no digo nada será porque considero que no tengo nada que decir, ni nada que contar y lo de interpretar si es bueno o malo, que sea como los pepinillos, a gusto del consumidor. 
Esto se queda así, sin corregir y sin leer demasiado…. Feliz Lunes!!! 😀
Anuncios

14 comentarios en “Nada que decir ni nada que contar

  1. Otro que está vago como yo, y ya ni corrige xddd! Supongo que si alguien te tiene que preguntar que “qué te cuentas” es que no forma parte realmente de tu vida y por ello no merece la pena ponerse a desgranar cualquier cosa. Por cierto, me ha gustado mucho eso de “me quedé má spillado que Falete en un pozo” jajajja. Biquiños!

    Me gusta

  2. A mi nadie me lo pregunta porque me lanzo… jajajajaj
    Mira, yo estaría encantada de hablar de tus geranios, petunias, planta de cilantro, perejil, o lo que fuera. A veces uno necesita decirlo todo y otras veces guardar silencio. Pero se ve que no tienes ganas, y eso no es malo. Simplemente, haz lo que te apetezca. Incluso beberte una botella de ron. Muakas

    Me gusta

  3. Yo la frase que no soporto cuando me encuentro con alguien es: “tío, a ver si nos vemos”… Vamos a ver… ¿Qué te hace pensar que vayamos a volver a vernos si llevamos años sin querer saber del otro? ¿Por qué eres tan falso? Di como mucho que te alegras de verme (si es que es verdad) y sigue tu camino. No vamos a quedar para tomar una cerveza… y lo sabes. Mierda, ya me he calentao jajaja.
    Abrazos, que a ti sí tengo ganas de verte!!

    Me gusta

  4. Arrrg, yo odio también esa pregunta. Y me la hacen bastante porque en persona soy el tío más tímido del planeta. Así que a no ser que haya un amigo o alguien de confianza delante, la preguntita siempre acaba apareciendo un poco como “salida” para la conversación. Los que me conocen saben que es una de esas cosas (muchas xD) que no soporto.

    Un abrazo, David!!

    Me gusta

  5. Querida Mandi!!! ya era hora responder a vuestros comentarios jeje!
    Fue un tipo de vagueza XDD
    respecto a lo que dices lo cierto es que no es que no forme parte de mi vida sino que a veces es necesario alejarse un poco pues el exceso de confianza depende mucho del trato y de los ánimos…
    ya te digo, pajas mentales mías….

    besiños!

    Me gusta

  6. Querida @Palabricas…. desde esta publicación varios rones han caído 😄
    tu lo has dicho todo, es necesario mantener un silencio “físico” y más químico…
    vamos un lorem ipsum en italiani 😄

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s