Carta desde el despecho

P { margin-bottom: 0.21cm; }

morguefile.com

No te voy a saludar porque no lo mereces;

tengo frío, miedo y me siento muy solo en un lugar que no conozco porque de la noche a la mañana me veo aquí incapaz de moverme y de ser feliz.

Después de cantar tantas canciones empiezo a comprender sus letras sobre el ǵelido tacto de la soledad y del abandono…
Te ríes y te mofas de mi aunque luego, cuando piensas que nadie te puede ver, lloras por las esquinas, mi ausencia te resulta extraña, tanto que te veo temblar como un niño pequeño debajo de su cama.
P { margin-bottom: 0.21cm; }
¿Ahora dices que me añoras? P { margin-bottom: 0.21cm; }¿Después de decirme que lo nuestro era lo más parecido al amor eterno?
No te preocupes… que yo me quedo aquí, hundiéndome en el dolor y flotando entre los recuerdos… sí, esos que ya no quieres conservar… esos que ahora rechazas…
Dime P { margin-bottom: 0.21cm; }¿donde estaba yo cuando viviste el primer beso? ¿Quién te hizo brillar con grandeza cuando celebrabas tus éxitos?
¿Quién fue testigo de tus miles de errores? ¿Quién te abrazó cuando llorabas de tristeza?
Ya no lo recuerdas, ¿verdad?
Lo entiendo…. Ahora ya formo parte de tu pasado. Soy ese libro amontonado en una caja…
Soy ese tiempo cuyos años consideras ahora como perdidos…
Corre libremente, sonríe y expresale al mundo entero que eres un hombre nuevo pero no temas, que no te seguiré.Yo me quedaré ahí donde me has dejado. Seré el centinela de la caja de tus recuerdos… pero ten a bien de saber que cuando seas un viejo arrugado, ciego, calvo, un trozo de pellejo vulnerable a las adversidades, cuando seas un ser baboso y desdentado, recordarás, si es que tu demencia senil te lo permite, que una vez en tu vida fui ese diente que te ayudaba a masticar tus alimentos, que lucía destellos en las fotos canis que te hacías frente al espejo del baño y que hacía por tí todas esas cosas que ahora tú, estúpido arrogante, dices que te molestaba….

Firmado: 
Tu diente arrancado.
Anuncios

23 comentarios en “Carta desde el despecho

  1. Hola Kassius , paso a decirte , que tu cabezal de Halloween , es una pasada me gusta mucho , tienes un blog muy interesante , mañana pasare a leer esta entrada , ya que ahora no tengo tiempo , te mando un saludo de Flor . Tu seguidora numero 91 , jajajajaja.

    Me gusta

  2. Hola, David.

    ¡Guaaaaau!
    Bien, qué bien. Nos enredas durante todo el relato para que pensemos en otro destinatario del desdén del protagonista y luego ERA SÓLO UN DIENTE…
    Fenomenal, me encanta el desarrollo y la intriga que mantienes.
    Felicidades, amigo cuentista, porque eres bueno; muy bueno.

    Muaaak, besos.

    Me gusta

  3. Que Bueno!!! Me ha hecho mucha gracia, sobre todo porque mantienes la intriga hasta el final sin imaginarte que es un diente jajajaja,Sobre todo me ha hecho gracia porque trabajo con dentistas y este relato es para tenerlo en la sala de espera y que todo paciente que entre lo lea jejejej. Mi enhorabuena y un abrazo fuerte y nos seguiremos viendo por aqui. Ha pasado algo de tiempo pero vuelvo a formar parte de este mundo del blog que me parece apasionante y a escribir que es lo que más me gusta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s