Entrevistando a Lluvia Beltrán – Fotografiar la lluvia

 

Lluvia Beltrán
Lluvia Beltrán
Recientemente he tenido el gusto de poder conversar con Lluvia Beltrán sobre su primera novela publicada en Algón Editores, titulada Fotografiar la Lluvia, mientras nos tomábamos tranquilamente un café en pleno centro de la capital mallorquina.
Lluvia, nacida en 1976, Madrid, nos propone en su primer trabajo una historia sobre las relaciones personales pero con una misteriosa pregunta:
¿Qué pasaría si un día fotografiaras algo que no debieras? Algo tan simple como salir a fotografiar la lluvia o a personas anónimas que desprenden algo que solo ella es capaz de capturar a través del objetivo de su cámara, sin embargo ella como observadora anónima se convierte en testigo de una serie de acontecimientos que le llegan a cambiar la vida.
¿Cuándo nace la idea de Fotografiar la lluvia? ¿Desde el principio tuvo ese título?
La idea nace en 2011 tras haber estado varios años sin haber escrito nada relevante que pudiera derivar en un relato o novela, por entonces estaba estudiando un curso de fotografía digital online y se me ocurrió crear un personaje cuya pasión fuera precisamente la fotografía. Pensé en darle un halo de misterio a todo lo que rodeaba tanto al personaje como a su profesión; por eso, la historia comienza contando algo extraño que le sucede mientras saca unas fotografías.
Con respecto al título, la mayoría de las veces, nada más empezar un proyecto de novela le adjudico un nombre provisional para poder guardar el archivo, por lo general el día y mes en el que lo he empezado. Y aunque con Fotografiar la lluvia lo hice así también, enseguida encontré el título adecuado, fue como si la misma idea que tenía en la cabeza me lo sugiriera.
¿Qué fue lo que te inspiró a escribirla?
Principalmente mi propia pasión por hacer fotos pero también la necesidad que sentía de volver a escribir. También he de decir que las primeras imágenes de la protagonista con su cámara se generaron en mi cabeza mientras escuchaba una de mis canciones favoritas: “Virgin state of mind”, del grupo belga K’s Choice.
¿En el momento que te planteas trabajar en ella piensas en todo momento en publicar o sólo en escribir por el placer de sumergirte en la historia?
La empecé a escribir por necesidad y por puro placer, no me planteé publicarla hasta que le puse el punto y final definitivo. Tras releerla y sentirme satisfecha con ella algo me impulsó a querer moverla, primeramente pensé en presentarla a concursos, pero enseguida me aventuré a enviarla a varias editoriales. Aún no sé qué es lo que me empujó realmente a hacerlo.
¿Hubo algún momento en el que quisiste abandonar la idea?
Tras terminar una primera versión estuve a punto de guardarla en un cajón (o mejor dicho: en un disco duro portátil) pero no podía quitarme de la cabeza los personajes ni las relaciones entre ellos, necesitaba sacar todo aquello de una forma diferente a como lo había hecho y decidí escribir la segunda versión, que es la definitiva. Cuando decidí enviarla a las editoriales tuve miedo a las negativas, a que me dijeran que no valía la pena, pero aún así no tiré la toalla porque tenía una corazonada, y realmente no tuve demasiado tiempo para hacerlo ya que desde Algón Editores me respondieron bastante rápido, más del que esperaba.
Fotografiar la lluvia
Fotografiar la lluvia, Algón Editores

Como todo escritor tiene personajes basados en personas reales, ¿nos puedes decir si en tu novela hay alguien conocido que se oculte entre las páginas?

Intencionadamente no, pero inevitablemente siempre vas cogiendo cosas de aquí y allí, incluso de uno mismo aunque trates de evitarlo. Lo que los demás te cuentan, sus pensamientos, su forma de ser, lo que les ocurre… todo influye y puede inspirar una parte de un personaje o de una situación. En otros relatos me he basado en la fisonomía de personas reales famosas para poder desarrollar con más claridad en mi cabeza la historia en su conjunto, en el caso de Fotografiar la lluvia lo hice en uno de los personajes principales, aunque la evolución que tuvo de la primera a la segunda versión también hizo variar su aspecto en mi cabeza.
¿Cómo describirías la sensación de poner punto y final a la redacción de la novela?
Está entre el alivio y la sensación de vacío. Por un lado sientes la satisfacción y el descanso de haber culminado el proyecto, pero si le has dado muchas vueltas a la historia, si la has recreado miles de veces en tu cabeza, y sobre todo si has ahondado mucho en sus personajes, te queda un desasosiego porque les has dado un final, es como una despedida. Cada vez que releo la novela tengo estas mismas sensaciones.
¿Qué fue lo primero que pensaste cuando tu editor te dijo que le gustaba tu trabajo y quería pasarlo a la siguiente fase para su publicación?
No me lo terminaba de creer. Aunque siempre he creído mucho en esta historia, algunos de los aspectos que se desarrollan en ella me hacían temer que no encajaría, por eso cuando obtuve ese primer “me gusta” por parte de la editorial tuve que releer varias veces su mail para convencerme de que la respuesta era real.
Y la pregunta más importante: ¿Qué se siente cuando recibes el ejemplar de tu novela?
Es una sensación indescriptible, como si el tiempo se parara y no pudieras ver nada más a tu alrededor. Cuando ojeé el libro impreso por primera vez y vi que ahí estaban las palabras que había escrito, ¡mi historia!, me quedé atontada, incluso me dio un pequeño ataque de pánico, es una mezcla de sentimientos muy difícil de describir.
¿Y cuando llegó el momento de la presentación oficial en Madrid?
Lluvia Beltrán Sentí muchos nervios, porque era la primera presentación de la novela e iba a ser en mi ciudad, ante mi familia y numerosos amigos, la mayoría de ellos de hace muchos años. Eso me impresionaba mucho. Pero a pesar de los nervios fue muy emocionante. Me sentí un poco bloqueada al principio pero gracias a la presentación de Alex Von Karma, del blog Bloggerizados, y de los comentarios y apoyo de mi editora, Susana Garrido, me sentí como pez en el agua e incluso la velada me supo a poco. Cuando llegó el momento de las firmas, se me hizo raro ver desfilar a toda “mi gente” con mi novela en la mano, se siente algo muy especial, entre el agradecimiento y el orgullo de que te estén apoyando. Pero lo mejor es cuando te dicen que se sienten orgullosos de ti, te abrazan, te besan… entonces te das cuenta de que a pesar de las dificultades a las que te has podido enfrentar ha merecido la pena. No hace falta ser un escritor de renombre, ese momento ya te hace sentir especial e importante.
¿Qué más nos puedes contar de Fotografiar la lluvia? ¿Podemos esperar una continuación o ya te estás planteando un nuevo proyecto?
Aunque he imaginado muchas continuaciones en mi cabeza, no tengo planeado escribir una segunda parte, tiene el final que desde el principio había planeado y si tuviera que tener una continuación me gustaría que fuera el que cada lector imagine, por eso decidí lanzar la propuesta de los fanpílogos, para que los lectores me cuenten sus finales alternativos.
En cuanto a nuevos proyectos, mientras escribía Fotografiar la lluvia tenía en mente otras historias diferentes; he escrito varios relatos, de hecho hay uno incluido en una antología de relatos de terror, titulado Un pálpito en la oscuridad, que pronto verá la luz de la mano de Editorial Universo. Actualmente ando inmersa en la que me gustaría que fuera mi segunda novela en ver la luz mientras trabajo en otros proyectos.
Fotografiar la lluvia – Algón Editores  YA A LA VENTA
www.lluviabeltran.comLas fotos son de Cati Cladera :  caticladera.wordpress.comMuchísimas gracias a Lluvia Beltrán por concederme el honor de entrevistarle para este blog.



Anuncios

4 comentarios en “Entrevistando a Lluvia Beltrán – Fotografiar la lluvia

  1. Mira, cuanto menos es original creo, ese planteamiento de una historia humana desde las fotografías. Supongo que aquí lo de que una imagen vale más que mil palabras va un poco al revés 😉

    Me ha encantado la entrevista, y precisamente cómo narra ese momento en que la ves ya ante ti, publicada. Yo creo que lo primero que haría, superado el shock, sería oler las páginas. Pero no me preguntes porqué! 😛

    Un abrazote!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s