Objetos desaLmados – El tenedor

El joven tenedor recibía los consejos de madre cucharón con mucho interés. Interés en no hacerle caso y fingía prestar atención porque en el fondo, deseaba salir del cajón para hacer cosas nuevas y así, a su modo, ser algo diferente…
Un rato antes de que aquel grupo de humanos se sentaran en la mesa, decidió escaparse por la ventana deslizándose por el mantel hasta caer encima de la alfombra quien nunca decía nada. Así pues, se puso en medio y esperó a que alguno de los habitantes de la casa le diera un puntapié para poder salir tranquilamente por la puerta de la cocina.
Fuera llovía y hacía muy mal tiempo pero no le importó. El joven tenedor deseaba recorrer mundo aunque el clima no le acompañase…
Largo fue el camino hasta la gran ciudad, donde allí encontró trabajo en un sótano donde otros humanos trabajaban escribiendo menús de restaurantes chinos. Allí se encontró con una joven humana cafeinómana perdida que decidió adoptarle y juntos pactaron que la nueva vida del tenedor sería la de sustituir a la cucharita de plástico que siempre se rompía.
Desde entonces, el joven tenedor se afanaba en remover bien el azúcar a cambio de cuatro mimitos y un lavado diario en el fregadero.
*  *  *
¡Ofú! Madre mía con la foto que esta vez me ha dejado mi querida +Lluvia Beltrán porque me ha llevado por el camino de la amargura hasta encontrar una buena idea para este pobre tenedor jajajaja
Bueno, espero que os haya gustado tanto como yo me he reído escribiendo 😀
¡Besos y abrazos!
Anuncios

29 comentarios en “Objetos desaLmados – El tenedor

  1. Menuda historia le has montado a ese fabuloso tenedor que me salvó de tomar un café amargo jajaja Supongo que la humana cafeinómana que trabajaba en un sótano escribiendo menús de restaurantes chinos soy yo, ¿no? x´DDDD
    ¡Me ha encantado! ^_^

    Besos :-***

    Me gusta

  2. Es la ventaja de los tenedores, que no crecen, si no ya le veía yo acabando us días trabajando en el campo separando el grano de la paja 🙂

    ¿Ves como no salen granos con las pajas? Es más, se separan.

    Me gusta

  3. jajajajajajajjajajajajajajja Si es que esa teoría de las pajas y los granos estaba mal interpretada pero no me veo diciendole a los jovenes pajilleros del mundo que lo hagan con un tenedor para tener un mejor cutis y no una cara llena de cráteres ajjajajajaj 😄

    Abrazos!

    Me gusta

  4. Qué tío! Es verdad, ¿quién no ha usado el mango de un tenedor para remover el café, la leche o lo que sea cuando abres el cajón y toooodas las cucharillas andan en el lavavajillas?

    Me ha gustado mucho. 🙂

    Besos!

    PD: sigue pendiente mi envío de foto, no lo olvido.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s