Minúsculo, el valle de las hormigas perdidas

Tengo que hablaros de un trabajo de animación que me dejó muy sorprendido y con un gran sabor de boca. Se trata de una superproducción (que lo es) francesa, adaptación de una serie de animación con el mismo nombre, y que los directores decidieron llevarla a otro nivel, y dicho sea de paso, con mucho acierto, ingenio y mucha, mucha imaginación.
El minúsculo valle de las hormigas perdidas no es una cinta de animación al uso, es algo más, mucho más, por no decir que es un trabajo mayúsculo. La historia cuenta las aventuras del mundo de los insectos desde un punto de vista maravilloso: el suyo, como pequeños seres a los que mayoritariamente se odia por diversos motivos pero aquí, los protagonistas logran hacerse con nuestra simpatía desde el minuto uno.
Con un presupuesto ¨modesto¨, los estudios Futurikon nos proyectan una película sin diálogos humanos (que se agradece mucho) entre los paisajes reales de gran belleza y una lograda animación simplista pero efectiva y que nada tiene que ver con los típicos dibujos que las grandes compañías como Pixar, etc. nos tiene acostumbrados y por si fuera poco, el gran abanico de sonidos y una banda sonora magistral dotan a la producción de un carácter ágil, divertido y muy entretenido. Cabe añadir que El minúsculo valle de las hormigas perdidas lanza incontables guiños como El señor de los anillos, La guerra de las galáxias, Indiana Jones, Ciudadano Kane, Bugs (imposible evitar la comparación con Pixar), Psicósis y un largo etcétera, hará las delicias de grandes y pequeños de la casa.
A raíz de una pareja de excursionistas que abandonan el picnic deprisa y corriendo, la cinta de animación comienza con una fabulosa idea: el bullicio de los artrópodos como si nos adentráramos en una ciudad normal y corriente con todos los sonidos de los vehículos que nos podemos encontrar a diario. A partir de aquí nos sumergimos en el ir y venir de los insectos buscando comida y transportándola a sus nidos. Entonces aparece la estrella de la película, una particular mariquita que pierde una de sus alas durante un encuentro con unas moscas de ojos rojos que le complican la vida como auténticos abusones. Debido a esa incapacidad de volar se ve obligada a esconderse dentro de una caja de terrones de azúcar hasta que un grupo de hormigas negras que intentan hacerse con el tesoro y aquí es precisamente donde comienza la historia.
Sin duda alguna, esta película no os dejará indiferentes y por supuesto la disfrutaréis tanto como la he disfrutado yo.

¡Besos y abrazos!

Anuncios

4 comentarios en “Minúsculo, el valle de las hormigas perdidas

  1. Ostras, pues esta ni siquiera me sonaba de nada 🙂

    Y a la animación siempre consigo ir haciéndole hueco. Aunque hace ya tiempo que no me veo ninguna, ahora que pienso 😛 Esta te la pesco. Que además me gusta la animación especialmente cuando va más allá de Pixar y de las tendencias más extendidas.

    Un abrazote!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s