El diseño de una buena portada

el-diseño-de-una-buena-portada

Si elegir el título de tu libro ya es una tarea complicada, encontrar la portada ideal es tanto o más difícil que el título. Sin embargo, a menos que hayas tenido una iluminación y tengas claro lo que quieres reflejar, yo te puedo echar una mano si eres de los que apenas pueden invertir unos euros para pagar el servicio de diseño de portada.

Pero antes de continuar, me gustaría dejar claro que es importante considerar ciertos aspectos si, como escritor que se auto publica, quieres que se valore bien tu trabajo.

Digamos que has estado escribiendo y reescribiendo tu novela, y que has agotado todas tus energías en ello. Bien, ahora no querrás que una mala portada tire por tierra todo tu esfuerzo, ¿verdad? Para empezar, es imprescindible  que valores los servicios de un ilustrador o diseñador de portadas profesional. Es cuestión de consultar y hablar del producto, conocer a la persona que está detrás de ese servicio y descubrir el talento que tiene, porque los hay que impresionan y deberían estar más arriba, ya me entiendes.

Sin embargo, si optas por el archi conocido método de Juan Palomo, debes considerar también ciertas pautas antes de presentar tu libro en el mercado. Es bien sabido que hay portadas y portadas, pero es que las hay realmente deprimentes. Y lo peor de todo es que detrás podría haber una gran historia que por culpa del diseño quedará en la sombra.

No vas a entrar en un restaurante infame y mugriento por muy bien que cocinen las tortillas de patata. Los prejuicios son los prejuicios, somos así. Después están los que entran en ese lugar y se sorprenden disfrutando de esa tortilla. Pero volvamos a los libros, si ves una mala portada, no vas a dignificar tu tiempo en leer sus páginas. Es así.

La experiencia es un grado y Ya lo dijo Thomas tiene una portada diseñada por mí. Bien, será un foto montaje, con unas letras por encima con mi nombre, con dos filtros para darle un toque personal y ¡hala! Portada hecha. Hoy, tres años después, apenas la observo. Y no es que esté mal, tampoco que carezca de sentido, sino que no es atractiva. Si tuviera que diseñarla de nuevo, seguramente sería más elaborada.

Después diseñé otras portadas, buscando siempre la esencia del texto en alguna imagen de las que se sirven en los bancos de imágenes. Leído así parece demasiado sencillo, pero no lo es. Además, cuando acabo, o creo haberla terminado, tiro de la auto crítica para saber si me gusta o no. Como diseñador de portadas NO PROFESIONAL que soy, procuro realizar un buen producto, y si no es así, lo descarto rápidamente.

En serio, el diseñador de Kindle está bien si quieres hacer algo simple y sin muchas pretensiones. Yo lo he probado y deja mucho que desear. No obstante, entiendo a la gente que ve muy viable esa opción.

Quizá sea yo quien se exija un poco, pero ¿seguro que no vale la pena esforzarse un poco más? ¡Si ya estás a punto de publicar!

Disenar-una-portada-David-Olier

David Olier en su serie de artículos de la autopublicación, tiene un post muy interesante en el que habla de todos los detalles como uno de los cinco pilares imprescindibles que no podemos dejar pasar. Yo estoy totalmente de acuerdo, tal vez no seamos profesionales, pero con un poco de interés, ganas de aprender y con algunos trucos y consejos, se pueden crear portadas que nos beneficien a la hora de vender, que es lo que queremos.

Reflejar tus ideas en una imagen o lograr la portada que sea lo puto mejor todo un éxito depende de ti, como siempre. La decisión está en tus manos y si quieres que se te valore de forma positiva, está claro que hay que ponerle ganas.

Evidentemente, no es lo mismo crear una portada para un libro electrónico que para uno en papel, eso es otro asunto. Pero si vas a optar por hacerla tú debes tener en cuenta la inversión de tiempo, tus limitaciones y las herramientas que vas a utilizar.

Otro factor a tener en cuenta es el título de tu publicación, debe ser adecuado, potente, y sobre todo, es fundamental que te guste, de ahí en mi insistencia a la hora de transmitir no solo el leitmotiv de tu trabajo. En este caso, te vuelvo a remitir al artículo de David Olier El segundo pilar de la autopublicación: cómo diseñar una portada donde lo explica mejor.

 

¡Besos y abrazos!

Anuncios

2 comentarios en “El diseño de una buena portada

  1. A mí me pasa una cosa curiosa. (Antecedentes: además de escritor soy diseñador gráfico). Con las portadas de otros libros no tengo problema. Pero, ay, cuando tengo que diseñar las de los míos, prefiero que lo han colegas de profesión. Es como si no pudiera elegir la ropa de mi criatura porque ninguna me parece lo suficientemente buena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s