¿Por qué decidí autopublicar? | David Orell

por-qué-decidí-autopublicar

 

Ahora que El admirador de Kerouac lleva un tiempo en circulación, me gustaría contaros algunos detalles sobre él, sobre el libro, quiero decir.

El admirador de Kerouac no iba a llamarse así, de hecho, el título no tiene naaaaaaaaada que ver con lo que era al principio. Pensé en unos cuantos, casi tantos que apenas los recuerdo. Lo que sí recuerdo es que le di muchas vueltas y llegué a marear a alguien con mis dudas y preguntas. Fue difícil, extremadamente difícil dar con él idóneo. Digo difícil porque no tenía ni idea y quería que el título fuera potente, llamativo y, sobre todo, preciso.

Sigue leyendo “¿Por qué decidí autopublicar? | David Orell”

Anuncios

El diseño de una buena portada

el-diseño-de-una-buena-portada

Si elegir el título de tu libro ya es una tarea complicada, encontrar la portada ideal es tanto o más difícil que el título. Sin embargo, a menos que hayas tenido una iluminación y tengas claro lo que quieres reflejar, yo te puedo echar una mano si eres de los que apenas pueden invertir unos euros para pagar el servicio de diseño de portada.

Pero antes de continuar, me gustaría dejar claro que es importante considerar ciertos aspectos si, como escritor que se auto publica, quieres que se valore bien tu trabajo.

Digamos que has estado escribiendo y reescribiendo tu novela, y que has agotado todas tus energías en ello. Bien, ahora no querrás que una mala portada tire por tierra todo tu esfuerzo, ¿verdad? Para empezar, es imprescindible  que valores los servicios de un ilustrador o diseñador de portadas profesional. Es cuestión de consultar y hablar del producto, conocer a la persona que está detrás de ese servicio y descubrir el talento que tiene, porque los hay que impresionan y deberían estar más arriba, ya me entiendes.

Sigue leyendo “El diseño de una buena portada”

¿Corregir en Word o en papel?

corregir-en-word-o-papel?

A la hora de corregir una novela o un relato, o cualquier otro tipo de documento, solemos hacerlo directamente sobre el procesador de textos (Word, Libreoffice, etc) porque resulta mucho más versátil, cómodo y eficaz, por las posibilidades que estas herramientas ofrecen, pero también se puede modificar la ubicación de párrafos e incluso páginas enteras, así como la eliminación total o parcial de un capítulo.

Yo lo hago, no voy a negarlo, sería como ignorar la evidencia. Me gusta, además, marcar con colores lo que me parece necesario y lo que considero inútil. Subrayar frases malsonantes y

Sigue leyendo “¿Corregir en Word o en papel?”