Sobre mí

 David-Orell-Escritor

Creo que escribir es fácil, pero lo difícil es hacerlo bien. Además, la figura del escritor que solo se dedica a aporrear el teclado se ha vuelto obsoleta. Vivimos en un mundo lleno de competencia y estamos muy saturados de información, de novedades literarias diarias en las estanterías. Por eso mismo hay que aprender a manejar las herramientas que tenemos a nuestra disposición y utilizarlas bien para no ser uno más entre un millón. Nadie dijo que el oficio del escritor fuera fácil, no lo es. Mi intención no es enseñarte a escribir mejor ni a ser el mejor, solo quiero mostrarte a través de mi experiencia que no estás solo y que si yo he logrado todo esto, entonces tú también puedes hacerlo.

Como veis, no paro, con mil proyectos en marcha, y todos enfocados para ser un buen escritor 3.0.

Un poco más sobre mí

Me llamo David Orell, aunque es posible que ya me conocieras hace unos años como @Kassius9, y si no es así, te lo resumiré en pocas palabras: fue un apodo que usé en Twitter y en este blog hasta 2014, cuando publiqué mi primer libro de relatos breves. Bien, a partir de entonces, y viendo que mi carrera como escritor comenzaba a despegar, decidí tomármelo en serio y trabajar en mi propia marca personal, con más o menos acierto.

No voy a empezar diciendo lo que muchos cuentan sobre sus inicios en la escritura durante la infancia porque no sería nada original, tampoco me ayudaría a destacar.

Yo era de esos que, durante la hora del patio en el colegio, a veces se quedaba en el aula para escribir historias. ¿Cuando comencé a escribir? No lo sé. ¿Ves? Por eso no voy a decirlo. Pero lo que sí recuerdo es que a los diez años le pedí a mi madre que me ayudara a encuadernar un relato de 100 páginas. Hoy en día ese relato no existe, y si ahora lo tuviera en las manos creo que me moriría de vergüenza.

Leí muchos libros, de esos que eran lectura obligatoria y luego tenías que presentar un trabajo para sacar nota. No obstante, también leí otros títulos que me absorbían por completo, y la culpa la tenían Sherlock Holmes, Stephen King y Jules Verne, entre otros. Recuerdo que años más tarde, en la época del instituto, escribí una novela tipo «Diez negritos» de Ágatha Christie, inspirandome en los compañeros para los personajes. Al acabar, hice veinte copias y las vendí para sacar algo de dinero.

En 2000, el amor y el desamor invocaron al poeta que llevaba dentro y me pasé vomitando versos hasta llenar cuatro cuadernos de anillas con dibujos o pegando con cinta adhesiva todo tipo de recuerdos entre las páginas. Sí, todo fue muy dramático… ¡En fin! Cuando me recuperé un poco de aquellas bobadas que tanto se magnifican a esa edad, quemé los dichosos cuadernos bajo la promesa de no volver a cometer tal apostasía.

Después de eso, comencé a leer a Murakami, Katzenbach, Kerouac y la generación Beat, Luca de Tena, Truman Capote, Khaled Hosseini y un largo etcétera. Devoraba libros, fumaba, trabajaba y siempre pensando en escribir la novela de mi vida, pero cuando me sentaba frente al portátil llegaba el vacío y el implacable silencio.

Ocho años tuvieron que pasar para que se me ocurriera una idea y no dejé de escribir hasta poner el punto y final. Ahora es otro proyecto archivado esperando su oportunidad.

escritor-david-orell-pixabay

Y a lo tonto, en 2011, abrí un blog para escribir mis relatos y otras tonterías. Al poco, entré a formar parte de la asociación de blogueros Mallorcablogs. He participado y colaborado en varios blogs con artículos sobre las diferentes facetas del miedo y las leyendas de terror. Poco después, en 2014, publicaba mi primer libro de relatos Ya lo dijo Thomas, obteniendo favorables reseñas de los lectores. Tras esto me entrevistaron en Radio Marratxí. Seguidamente llegaron dos años de intenso trabajo, escribiendo y reescribiendo varios borradores de una novela que todavía sigue en pañales. ¡Tiempo al tiempo! Lo bueno es que este año he ganado el certamen de microrrelatos Índigo Crea con Jardín de papel, fue alucinante, ¡no esperaba llegar a tanto!

Como dije antes, decidí tomármelo en serio y empaparme de información mediante cursos online sobre productividad, gestión de blogs y todo tipo de competencias digitales. Mientras tanto, de forma paralela, mi mente hervía de nuevas ideas y conceptos que, en la actualidad, son novelas en potencia.

David Orell

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s