Kassiorreseñas – La Cueva

Cuando me senté a ver la película de La Cueva, atraído por varios comentarios acerca del lugar del rodaje y de la intensidad de su metraje, no pensé que llegase a crear una reseña. De hecho, al finalizar estaba decidido a no hacerlo, pero aquí estoy, hablando de La Cueva.
Nos encontramos con un planteamiento tan repetido como otras tantas: un grupo de jóvenes que van a un lugar y la fuerza de la naturaleza les muestra su lado más terrorífico, que en este caso, como ya dice el título, nos sugiere que algo malo va a ocurrir en la cueva. Dicho así, nos lleva a recordar películas como Límite Vertical o 127 Horas, Buried, además de (según he leído) a El descenso. Vamos, películas de esas en que la angustia es el denominador común.
Cortando el rollo anterior, esta película nos conduce a ciegas a una quedada de varios amigos (¿que ya se conocían?) para ir a Formentera, y una vez allí, pasar unos días de ocio en plena naturaleza (acampar, bañarse en el mar, etc) hasta que uno de ellos encuentra una cueva y deciden entrar a visitarla con un par de linternas, con la confianza de que sabrán regresar sin perderse, pero se pierden, por idiotas, porque no se puede decir de otro modo.
Lo que viene a continuación es toda una secuencia de increíbles imágenes del interior de la cueva que pocas veces nos ofrece una película rodada en Baleares (es así de cierto) y estos chicos, y chicas, pues debido a una confusión con una ¨rotonda¨ que encuentran por ahí, y con la que basan su orientación geográfica, son víctimas de un laberinto. Y lo que empieza mal, mal acaba, pero no diré más.

 

Eva García-Vacas
Hay varias cosas a tener en cuenta. La cueva existe, comprende un entramado de 1200 metros donde es muy fácil perderse, ya lo comentaba el mismo director que tuvo que pasar varias horas por ahí para ¨inspirarse¨. Otra cosilla que me llamó poderosamente fue la actuación de la actriz Eva García-Vacas, quien fue la única (será por la escasa o nula calidad de los demás) que me hizo sentir su ataque de ansiedad, o que simplemente es con quien pude empatizar un poco. No sé. El caso es que en el momento en que…. no nada, ya quien lo quiera ver lo sabrá.
El resto de la peli pues depende del prisma. A mí no me gustó, sinceramente, me pareció hasta floja (en serio) y no aportó nada, solo una visión particular de mi isla vecina.
Llamadlo reseña, opinión, lo que queráis pero esto es todo por hoy.
¡Besos y Abrazos!

Kassiorreseña – Kamikaze

La mejor palabra que se me ocurre después de haberla visto sería: Brillante. En serio, desde el argumento hasta la producción, pasando por descontado, su dirección.
Kamikaze me llegó de sorpresa, es decir, sin saber nada de nada, a excepción de ser una película española. No quise hacer ascos, puesto que en los últimos años me han asombrado varias películas que merecen estar por encima de lo que comúnmente se opina del cine patrio. Y esta es, sin lugar a dudas, una de las que te dejan con un gran sabor de boca.
En esta película nos encontramos a grandes actores y actrices que si bien pensaba que iban a tener un peso más importante, su papel secundario no se queda al margen y sostiene al conjunto como un gran grupo tal y como se refleja en la historia.
Con un inicio que no deja indiferente, bien podría ser una película de Hollywood por la calidad, nos presenta a Slatan al que le es encomendada la misión de convertirse en el kamikaze encargado de explotar el avión, sin embargo, un no tan inesperado temporal les obliga a quedarse en Rusia, hospedados en un hotel en medio de la nieve. Allí conocerá al resto de pasajeros a través de una serie de historias como si fueran los típicos líos de una familia. No obstante, Slatan debe cumplir con su misión.
Seguir contando sería joder al personal que quiera verla y que, en mi opinión, más que favorable, debería buscarle un ratito para su visionado porque, como ya dije antes, Kamikaze es una película brillante. Es de esas películas que se diferencian del resto sin tener que recurrir a los banales argumentos o topicazos españoles.

 

¡Besos y abrazos!

Transformers: La era de la extinción – ¿Era necesaria?

En este caso tengo que hablar de Transformers: La era de la extinción. Vale no es cine de culto, no es cine de ese que te haga pensar sobre la trascendencia del mundo o de la capacidad de resiliencia del ser humano en épocas desdichadas pero oye, que como todo el que usa calcetines también me gusta ver películas donde todo se destroza y se oyen explosiones y vacas absorbidaspor tornados o peores catástrofes ¿naturales? sí, también de esas. Volviendo a la película de hoy mi conclusión es tan solo una simple pregunta: ¿era necesaria?

Para empezar no logro comprender el éxito de taquilla. Supongo que la ventas de entradas no están reñidas con las buenas opiniones ya que pienso (si es que hay más gente que ha salido tan decepcionada como yo, o eso espero) que la película en cuestión es de lo peorcito que ha hecho MichaelBay, incluso voy más lejos y me atrevo a decir que la ha hecho como quien se siente obligado a hacer los deberes sin ningún tipo de aliciente. Señor Michael Bay por favor, si me estás leyendo: ¿era necesario?

Se ve que no.

Antes de empezar el USB perdón el DVDsabía que no podía esperar grandes argumentos ni una trama jugosa partiendo de que en el tráileraparecen dinosauriosmetálicos destruyendo los barrios más infames de China. Vale. Pero teniendo en cuenta que Transformers: El lado oscuro de la Luna fue una película de las que (fuera argumentos y tramas elaboradas) me dejaron sin palabras y totalmente satisfecho por los efectos especiales que no son para menospreciar, me dije: ¨A ver quien supera esto¨. Se ve que ni siquiera nuestro querido Michael Bay no estaba en su mejor momento cuando elaboraba la nueva.

Yo creo que en la noche del preestreno, este señor cuando se acostó en la cama junto a su mujer en su habitación rodeados de juguetitos de Hasbro y Jess Extenders (¿a que suena a nombre de uno de los robots?) empezó a sonreír satisfecho con su cigarro mientras su mujer limándoselas uñas pensaría: Si esto es igual que la peli yo me divorcio.ee23b-michael2bbay

No voy a meterme más con él, ni con sus personajes estúpidos (menos mal que uno muere a los veinte minutos) ni con sus frases de poco ingenio, ni con la lógica – ilógica de sus secuencias (hay un momento que MarkWahlbergse acojonade estar a gran altura sujeto a su robotito pero minutos antes no tenía vértigo de bajar por un cable a más de 500 metros de altura por lo menos); hay más cosas como la barbie (ojo, la hija del prota) ni su novio idiota que en un principio se vende como que sabe conducir bien porque es piloto…

La película se tambalea desde el principio y cada vez es peor, sus casi tres horas de metraje me llegaron a crear llagas en el culo y con unas ganas de murieran todos hasta el que se queda con la china (no hablo de drogas) que por cierto, esa chica oriental se marca un gesto maravilloso (no es coña) que sin duda es lo mejor de toda la peli.

Espero que se entienda mi opinión como mala porque más moderado no he podido ser. Lo vuelvo a preguntar: ¿Era necesaria?

Nota: Esta entrada lleva casi una semana en borradores y de repente en Twitter me encuentro con esto:

Bueno, se ve que nuestro querido Miguel Bahía toma sus decisiones según los ceros del cheque…

¡Besos y abrazos!

Minúsculo, el valle de las hormigas perdidas

Tengo que hablaros de un trabajo de animación que me dejó muy sorprendido y con un gran sabor de boca. Se trata de una superproducción (que lo es) francesa, adaptación de una serie de animación con el mismo nombre, y que los directores decidieron llevarla a otro nivel, y dicho sea de paso, con mucho acierto, ingenio y mucha, mucha imaginación.
El minúsculo valle de las hormigas perdidas no es una cinta de animación al uso, es algo más, mucho más, por no decir que es un trabajo mayúsculo. La historia cuenta las aventuras del mundo de los insectos desde un punto de vista maravilloso: el suyo, como pequeños seres a los que mayoritariamente se odia por diversos motivos pero aquí, los protagonistas logran hacerse con nuestra simpatía desde el minuto uno.
Con un presupuesto ¨modesto¨, los estudios Futurikon nos proyectan una película sin diálogos humanos (que se agradece mucho) entre los paisajes reales de gran belleza y una lograda animación simplista pero efectiva y que nada tiene que ver con los típicos dibujos que las grandes compañías como Pixar, etc. nos tiene acostumbrados y por si fuera poco, el gran abanico de sonidos y una banda sonora magistral dotan a la producción de un carácter ágil, divertido y muy entretenido. Cabe añadir que El minúsculo valle de las hormigas perdidas lanza incontables guiños como El señor de los anillos, La guerra de las galáxias, Indiana Jones, Ciudadano Kane, Bugs (imposible evitar la comparación con Pixar), Psicósis y un largo etcétera, hará las delicias de grandes y pequeños de la casa.
A raíz de una pareja de excursionistas que abandonan el picnic deprisa y corriendo, la cinta de animación comienza con una fabulosa idea: el bullicio de los artrópodos como si nos adentráramos en una ciudad normal y corriente con todos los sonidos de los vehículos que nos podemos encontrar a diario. A partir de aquí nos sumergimos en el ir y venir de los insectos buscando comida y transportándola a sus nidos. Entonces aparece la estrella de la película, una particular mariquita que pierde una de sus alas durante un encuentro con unas moscas de ojos rojos que le complican la vida como auténticos abusones. Debido a esa incapacidad de volar se ve obligada a esconderse dentro de una caja de terrones de azúcar hasta que un grupo de hormigas negras que intentan hacerse con el tesoro y aquí es precisamente donde comienza la historia.
Sin duda alguna, esta película no os dejará indiferentes y por supuesto la disfrutaréis tanto como la he disfrutado yo.

¡Besos y abrazos!